Ll√°manos gratis al 900 805 024 | Si ya eres cliente: 900 866 777

He leído y aceptado la política de privacidad

Salud

Consejos para cuidar la salud emocional en tiempos de COVID-19

Para mantener un estado óptimo de salud, es importante cuidar el cuerpo, pero también la mente. Descubre cómo conseguirlo.

Por Redacción, el 2020-10-19 15:29:01

¬ŅTe ha gustado nuestro art√≠culo? ¬°Vota!

El confinamiento, las nuevas medidas para prevenir la expansión del coronavirus, las restricciones que estas conllevan y el miedo al contagio han incrementado los casos de ansiedad, estrés y depresión en nuestro país. Para prevenirlos, es especialmente importante prestar atención a nuestra salud psicoemocional. Te ofrecemos algunos consejos con los que cuidar la salud emocional en tiempos de COVID-19.

Relación COVID-19 y salud emocional

La expansi√≥n del COVID-19 oblig√≥ al Gobierno de Espa√Īa a decretar el pasado 14 de marzo el Estado de Alarma. Un r√©gimen excepcional de confinamiento ciudadano declarado para asegurar el restablecimiento de la normalidad.

Durante los meses de confinamiento, hemos tenido que aprender a convivir de una forma extraordinaria, en muchas ocasiones, aislados de familiares y amigos.

Dicho distanciamiento, sumado a un nuevo paradigma de actividades sociales, el duelo y un marco económico complicado, puede provocar consecuencias negativas para la salud emocional, por ejemplo, estrés, ansiedad, insomnio o depresión.

A esto se agrega el miedo a una mayor exposición al SARS-CoV-2 con la llegada de la nueva normalidad. Para evitar sufrir trastornos psicológicos severos, es necesario que afrontemos nuestro día a día con una terapia de autocuidado.

Salud emocional: grupos de riesgo

Tal y como afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen determinados grupos de personas con un mayor riesgo a sufrir secuelas emocionales derivadas del COVID-19.

La OMS se√Īala a los sanitarios como el grupo m√°s proclive a esta situaci√≥n. Los motivos son: exposici√≥n al virus en primera l√≠nea, sobrecarga de trabajo, riesgo de contagio y la responsabilidad de tomar decisiones de vida o muerte.

Otro de los grupos de riesgo son los ni√Īos y adolescentes, ya que el desarrollo de los menores se ha visto afectado por el cierre de las escuelas, la limitaci√≥n de las relaciones con iguales, el impedimento de realizar actividad f√≠sica en el exterior y la p√©rdida de h√°bitos saludables de vida.

Adem√°s, la pandemia ha supuesto un incremento en otros factores de riesgo psicosociales en ni√Īos y adolescentes, como la presencia en actos de violencia intrafamiliar, la pobreza, el hacinamiento o el abuso de la tecnolog√≠a.

En adultos, la compaginaci√≥n del teletrabajo, la escolarizaci√≥n y las tareas dom√©sticas plantea una realidad complicada, especialmente para las mujeres, que, en pleno siglo XXI, siguen afrontando la responsabilidad de unas tareas que ya deber√≠an ser igualitarias.

La exposición a un estrés continuo ligado a un confinamiento domiciliario y a la imposibilidad de relacionarse cara a cara con otros seres humanos puede derivar en trastornos psicológicos graves.

Consejos para cuidar la salud emocional

Actualmente, el esfuerzo mayoritario en cualquier país del mundo es la erradicación del COVID-19. Por ello, la atención médica en otras ramas se ha visto afectada, como por ejemplo, los servicios mentales. Para preservar el bienestar mental y no verse afectado por pensamientos negativos, los especialistas recomiendan seguir algunos consejos.

Evitar el sobreaislamiento voluntario

Es importante seguir al pie de la letra los consejos y restricciones de las autoridades pertinentes, pero sin dejarnos llevar por la inercia de la soledad y el completo aislamiento social. Nerviosismo, insomnio o depresión son algunas de las consecuencias de la sobreexposición a ese aislamiento.

Por un lado, para evitar el contagio, es importante cumplir con las medidas recomendadas por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud en materia de distancia social, higiene y cuidado personal. Por otro, para promover un estado mental √≥ptimo se recomienda sociabilizar con gente cercana, aunque sea mediante la tecnolog√≠a (videollamadas, llamadas telef√≥nicas, etc√©tera) y realizar actividades de ocio agradables. Lectura, cocina, algo de ejercicio en casa o un paseo al aire libre son buenos ejemplos.

Mantener una actitud positiva

En un momento tan complicado como el que vivimos actualmente, es probable que en determinados momentos, surjan emociones y pensamientos negativos derivados del COVID-19.

No obstante, es imprescindible afrontar la situación con calma, ser optimista y mantener una actitud positiva. Habla con los tuyos, piensa en todas las adversidades que has superado con éxito en el pasado y, sobre todo, recurre al humor. Una película o una serie cómica, un libro entretenido y el rodearte de gente con buena actitud pueden ser claves para mantener el optimismo en este momento.

Establecer rutinas

teletrabajo

La nueva normalidad ha cambiado la forma en la que los seres humanos desarrollan sus actividades diarias. Un claro ejemplo es el teletrabajo. Para que esta situaci√≥n no cause da√Īos en t√©rminos psicol√≥gicos, es recomendable adaptar los h√°bitos a los nuevos estilos de vida a trav√©s de rutinas preestablecidas. Por ejemplo:

  • Levantarse a la misma hora.
  • Establecer unos objetivos diarios en t√©rminos laborales.
  • Tener un horario de comida y cena.
  • Dormir las horas recomendadas.

También es aconsejable seguir dedicando tiempo a las actividades efectuadas en el confinamiento. Se trata de una forma de eliminar el aburrimiento y fomentar una mente activa.

Practicar ejercicio

El deporte no solo mejora la salud física, también es sano para la mente. Estas son algunas de las ventajas asociadas:

  • Se conserva el nivel funcional f√≠sico.
  • Mejora el humor y la autoestima.
  • Se reduce la ansiedad.
  • Aumenta el rendimiento cerebral.
  • Se incrementa la felicidad.

Efectuar técnicas de relajación

Otro de los métodos más plausibles para lidiar con la ansiedad y el estrés derivado del COVID-19 es recurrir a técnicas de relajación, las cuales tienen muchos efectos beneficiosos en la salud física, mental y emocional:

  • Atraen la sensaci√≥n de bienestar.
  • Proporcionan control sobre el cuerpo.
  • Reducen la tensi√≥n arterial.
  • Ayudan a suprimir los pensamientos negativos.
  • Mejoran la calidad del sue√Īo.

Algunos ejemplos son de técnicas de relación son: respiración con el diafragma, meditación o técnicas de mindfulness.

Recurrir a un especialista

Si la situaci√≥n te supera, no esperes, recurre a un profesional. Por mucho empe√Īo que pongamos, a veces necesitamos ayuda para enfrentarnos a ciertos momentos de nuestra vida. Precisamente por eso, muchos seguros de salud incluyen una cobertura de asistencia psicol√≥gica. Si tienes una p√≥liza contratada, consulta si tienes acceso a esta garant√≠a. Si no, busca a un psic√≥logo por tu cuenta, o plant√©ate contratar un seguro de salud. Si necesitas una mano para eso, nuestros asesores te informar√°n de tus opciones de forma gratuita. Puedes hablar con ellos en el 900 805 024.

×
¬ŅQuieres m√°s informaci√≥n
sobre seguros de salud?
Ll√°manos al 900 805 024900 805 024
¬ŅTienes dudas? Habla con un asesor
×
Ll√°manos gratis al 900 805 024 o te llamamos nosotros