Ll√°manos gratis al 900 805 024 | Si ya eres cliente: 900 866 777

He leído y aceptado la política de privacidad

Salud

6 consejos de salud para embarazadas

El periodo de gestación es uno de los más bonitos de la vida, pero siempre surgen dudas. Para evitar quebraderos de cabeza, te ofrecemos 6 consejos que te ayudarán a llevar un embarazo saludable.

Por Redacción, el 2020-11-10 13:12:28

¬ŅTe ha gustado nuestro art√≠culo? ¬°Vota!

El embarazo es un periodo muy especial, cargado de grandes cambios y sensaciones √ļnicas, tanto a nivel f√≠sico como psicoemocional. Si est√°s embarazada, es muy importante que acudas regularmente a los controles m√©dicos y que prestes especial atenci√≥n al cuidado diario de tu salud. A continuaci√≥n, citamos un listado de consejos b√°sicos de salud que pueden ayudarte en tu embarazo.

El embarazo, una época de cambios

Cambios físicos

Desde el primer momento, el cuerpo de una embarazada está en constante cambio. Esto es así porque el organismo debe adaptarse a los requerimientos derivados del desarrollo del bebé y prepararse para la lactancia.

Hay cambios físicos como la pérdida de la menstruación, aumento progresivo de las glándulas mamarias, pigmentación más oscura de la piel, hipersensibilidad en los pezones, etcétera.

Conforme avanzan las semanas de embarazo, pueden aparecer ciertas molestias, como, por ejemplo, náuseas o vómitos, aumento del cansancio, alteraciones del gusto y el olfato, digestiones pesadas y/o ardores de estómago, mareos y tensión baja, estrías, etcétera.

A medida que el embarazo avanza, notar√°s un progresivo aumento de peso y un crecimiento continuo del √ļtero, as√≠ como tensi√≥n en la zona abdominal.

Cambios psicológicos

A los cambios físicos les siguen una serie de cambios psicológicos y emocionales que pueden estar presentes a lo largo de todo el periodo de embarazo, derivados de la alteración hormonal.

Por regla general, es muy com√ļn alternar sensaciones de alegr√≠a o tristeza, as√≠ como la aparici√≥n de miedos, dudas o inseguridades relativas al propio embarazo y a todo lo que conlleva.

Consejos para un embarazo sano

1. Sigue una alimentación saludable

dieta-embarazo

Cuidar la alimentación es el primer paso para un embarazo saludable. Recuerda que debes seguir una dieta variada y equilibrada que incluya alimentos de todos los grupos de nutrientes.

Organiza tu dieta

  • Carne roja: bien cocinada, es muy importante para el hierro, ya que el embarazo puede producir anemia.¬†De lo que s√≠¬†debes huir es de los procesados c√°rnicos, como el embutido (chorizo, morcilla, salchich√≥n..).¬†
  • Pescado y huevos. Prioriza el pescado (principalmente azul por su alto contenido en √°cidos grasos omega-3) y los huevos.
  • Fruta, verdura y hortalizas.
  • Frutos secos.
  • Arroz, pasta, pan y cereales. Modera su consumo y c√°mbialos por productos integrales.
  • Legumbres. Son fuente de vitaminas, minerales, fibra y √°cido f√≥lico.
  • Productos l√°cteos bajos en grasa, como, por ejemplo, leche, queso y yogures.
  • Bebe¬†abundante agua, entre un litro y medio y dos litros diarios (el equivalente a 8 - 10 vasos).

Alimentos que deben evitarse

  • Alimentos fritos y con altos contenidos en grasas y az√ļcar (por ejemplo, la boller√≠a industrial).
  • Productos envasados (tipo s√°ndwiches o pizzas).
  • Productos l√°cteos no pasteurizados.
  • Si no est√°s inmunizada frente a la toxoplasmosis, evita¬†el consumo de embutidos.
  • Frutas, verduras y hortalizas crudas que no hayan sido desinfectadas (por ejemplo, bolsas de ensalada envasadas).
  • Huevos crudos o alimentos a base de huevo crudo (mayonesa, helados caseros, pasteles caseros, etc√©tera).
  • Marisco, pescado y carne cruda (como, por ejemplo, el carpacho o el sushi).
  • Grandes peces: at√ļn rojo, pez espada, tibur√≥n o lucio, ya que los metales pesados de los que est√°n compuestos pueden afectar al feto.¬†

Recomendaciones generales

  • Lava los alimentos con abundante agua.
  • Evita las comidas fr√≠as.
  • Modera el consumo de bebidas con cafe√≠na, te√≠na y taurina.
  • Desinfecta las manos con agua y jab√≥n, antes y despu√©s de tocar los alimentos.
  • Lava las superficies de cocina y los utensilios con frecuencia, sobre todo aquellos que han estado en contacto con productos crudos.
  • Modera el consumo de sal (preferiblemente yodada).
  • Realiza de 4 a 5 comidas diarias. Un desayuno completo que incluya l√°cteos, fruta y cereales, una comida no muy abundante con alto potencial cal√≥rico, una merienda ligera y una cena moderada y temprana, compuesta por alimentos bajos en grasa, saludables y blandos.
  • Cocina bien los alimentos y, en la medida de lo posible, prepara todo al vapor o a la plancha.¬†

2. Plantea rutinas de ejercicio físico

ejercicio-embarazo

Los beneficios del ejercicio f√≠sico son de sobra conocidos. Por ello, dentro de las condiciones de cada embarazo, es importante que incluyas el deporte en tu vida diaria. Una rutina de ejercicios te ayudar√° a fortalecer los m√ļsculos de piernas y abdomen, as√≠ como a mejorar la circulaci√≥n sangu√≠nea y el aparato respiratorio y a evitar el aumento excesivo de peso.

Ejercicios recomendados

  • Caminatas peri√≥dicas.
  • Nataci√≥n.
  • Yoga.
  • Pilates.

Recuerda: si antes del embarazo no llevabas a cabo una rutina de deporte, no te excedas. Comienza por ejercicios sencillos y siempre dentro de las indicaciones médicas.

Ejercicios no recomendados

  • Deportes en los que haya que mantener una postura tumbada boca arriba (despu√©s del primer trimestre).
  • Deportes en los que haya contacto, como por ejemplo, el f√ļtbol o el baloncesto.
  • Actividades de riesgo, como el esqu√≠, el buceo, la equitaci√≥n o el patinaje.

Importante: pregunta a tu médico de confianza sobre la rutina de ejercicios. Te recomendará, en base a tu embarazo y a tu condición física, cuál es la mejor forma de llevar a cabo un deporte sin riesgo.

3. Evita el sobreesfuerzo

Conforme avance el embarazo, puede que te sientas m√°s cansada. Por tanto, evita el sobreesfuerzo en las actividades diarias y sobre todo, descansa con frecuencia.

Tal y como afirma la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS), se recomienda (y, en el caso de las embarazadas, a√ļn m√°s)¬†dormir entre 7 y 9 horas al d√≠a para gozar de una buena salud.

Los beneficios del descanso para las embarazadas deben tratarse desde una doble vertiente. Por un lado, te ayudará a sentirte mejor tanto física como mentalmente. Por otro, transmitirá bienestar al bebé, ya que mejorará el flujo sanguíneo y optimizará la llegada de oxígeno y nutrientes.

En el descanso entra en juego un factor determinante: la comodidad. A medida que el bebé crezca, te costará encontrar una postura cómoda a la hora de dormir. Una de las más recomendadas es estirada sobre un costado con las rodillas flexionadas.

Aun así, acude al profesional médico que supervisa el embarazo para que analice tu situación y, en base a ello, te proporcione una visión sobre cuál es la postura más recomendada.

Consejos para mejorar la calidad del sue√Īo

  • Plantea una rutina estable de sue√Īo, por ejemplo, acu√©state siempre a la misma hora.
  • Evita las situaciones de estr√©s.
  • Haz ejercicio durante el d√≠a.
  • Lleva una dieta variada y equilibrada.
  • Recurre a¬†t√©cnicas de relajaci√≥n.
  • Cena poca cantidad y dos horas antes de irte a dormir.
  • Una ducha de agua caliente antes de acostarte.
  • Lee antes de dormir.

4. Sigue rigurosamente los controles obstétricos

medico-embarazo

Desde el primer momento en el que exista sospecha de embarazo, es importante que acudas al médico para tener conocimiento de la situación real y detectar posibles riesgos, no solo obstétricos y clínicos, también psicosociales.

En estas visitas, podrás conocer los siguientes aspectos relativos a tu embarazo: 

  • Estado del feto.
  • Conocimiento de las complicaciones y c√≥mo prevenirlas.
  • Consejos adecuados en base a tu embarazo.

Control periódico

Aunque todos los embarazos son distintos entre sí, por norma general, los especialistas médicos establecen el siguiente protocolo de visitas médicas a las embarazadas:

  • De la semana 1 a la 28 ‚Äď mensual.
  • De la semana 28 a la 36 ‚Äď quincenal.
  • De la semana 36 hasta el embarazo ‚Äď semanal.

5. Elimina los h√°bitos poco saludables

Los h√°bitos poco saludables son a√ļn m√°s peligrosos durante el embarazo. Por ello, es recomendable que los limites e incluso, los elimines.

Alcohol

Eliminar el alcohol es una de las primeras cosas que debes hacer en el momento que se te diagnostica un embarazo. No existe ninguna cantidad recomendada de alcohol y tampoco ninguna variedad menos da√Īina.

Tal y como afirma el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, las bebidas alcohólicas pueden provocar anomalías congénitas, tanto mentales como físicas, conocidas como trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF), así como provocar un aborto espontáneo o la muerte fetal.

Tabaco

Sea cual sea la situación, el tabaco es terrible para la salud, ya que aumenta las probabilidades de sufrir enfermedades cardíacas graves y cáncer. En el caso de los embarazos, la regla se intensifica, ya que perjudica tu propia salud y la del bebé. Por ello, conviene que dejes de fumar antes de quedarte embarazada.

Los riesgos a que se expone el feto de una madre fumadora incluyen:

  • Parto prematuro.
  • Bajo peso natal.
  • S√≠ndrome de muerte s√ļbita del lactante (SMSL).
  • Da√Īos cerebrales, asma y otros problemas respiratorios en el beb√©.

Cafeína

El consumo continuo de cafeína puede traer consigo un mayor riesgo de aborto. Por tanto, es recomendable limitar y, en la medida de lo posible, suprimir la cantidad de cafeína durante los meses de embarazo.

Hoy en día, existen muchos productos en el mercado que contienen cafeína, como, por ejemplo, los refrescos. También es importante que limites el consumo de teína (presente en tés y determinadas infusiones) y taurina (presente en bebidas energéticas).

Automedicación

Cualquier sanitario advierte de los riesgos de a automedicación. Centrándonos en el embarazo, debes eliminar del todo esta práctica, ya que el medicamento en cuestión podría tener efectos adversos en tu bebé. Por este motivo, las medidas que debes seguir son las siguientes:

  • Pregunta al profesional sanitario qu√© medicamentos son seguros para el beb√© durante la gestaci√≥n.
  • En la primera visita m√©dica, informa sobre cualquier medicamento que est√©s tomando o hayas tomado.

6. Relaciones sexuales y embarazo

relacion-embarazo

Durante el embarazo, las relaciones sexuales no tienen porqu√© interrumpirse, la actividad sexual no afecta al desarrollo del beb√©. √Čl (o ella) se encuentra protegido por el l√≠quido amni√≥tico del √ļtero, as√≠ como por los m√ļsculos fuertes del √ļtero.

Normalmente, las ocasiones en las que el sexo puede convertirse en un problema para el desarrollo del feto se dan cuando la madre sufre complicaciones derivadas de un parto prematuro o problemas con la placenta, entre otros.

Pese a ello, como hemos comentado con anterioridad, el embarazo es una época de cambios hormonales y esto puede derivar en molestias, incomodidad y pérdida del apetito sexual.

En estos casos, conviene que hables abiertamente con tu pareja sobre tu situación personal y lo relativo a tu deseo sexual, ya que existen otras muchas formas de estimularte.

×
¬ŅQuieres m√°s informaci√≥n
sobre seguros de salud?
Ll√°manos al 900 805 024900 805 024
¬ŅTienes dudas? Habla con un asesor
×
Ll√°manos gratis al 900 805 024 o te llamamos nosotros